Tratamiento de las Bradiarritmias

Actualizado: 17 mar 2021

El tratamiento de emergencia de la bradicardia depende de dos factores importantes: el estado clínico del paciente y el riesgo de asistolia. Administre O2, inserte una cánula IV y siga las Pautas del Consejo Europeo de Resucitación 2010 que se muestran a continuación (www.resus.org.uk).



La atropina es el fármaco de primera línea. La dosis estándar es de 500 mcg IV, que puede repetirse hasta un total de 3 mg. Las dosis adicionales no son efectivas y pueden provocar efectos tóxicos (por ejemplo, psicosis, retención urinaria).

La adrenalina (epinefrina) se puede usar como una medida de temporización antes de la estimulación transvenosa si no se dispone de un marcapasos externo. Administrar mediante infusión controlada a 2–10 mcg / min, titulando según la respuesta (6 mg de adrenalina en 500 ml de solución salina al 0,9% infundida a 10–50 ml / h).

La estimulación transcutánea externa está disponible en la mayoría de los desfibriladores. Permite que pase una corriente de estimulación entre 2 electrodos adhesivos colocados sobre el frente del cofre y la espalda. Seleccione el modo de estimulación de demanda externa a una velocidad de 70 / min, luego gradualmente la corriente de estimulación desde cero hasta que se muestre la captura en el monitor. Clínicamente, la captura da como resultado un pulso periférico palpable al ritmo estimulado y una mejoría clínica en la condición del paciente. Proporcione pequeñas dosis de opioides por vía intravenosa ± sedación si el paciente encuentra que la estimulación externa es muy incómoda.

La estimulación cardíaca transvenosa es el tratamiento de elección para los pacientes con bradicardia con riesgo de asistolia. La técnica solo debe ser realizada por un médico experimentado. La ruta de acceso preferida es la vena yugular interna o subclavia. Sin embargo, si recientemente se ha administrado o se contempla la trombólisis, o si el paciente está tomando anticoagulantes, utilice la vena femoral derecha. Obtenga un CXR para excluir complicaciones. Un marcapasos ventricular que funcione correctamente produce un pico de estimulación seguido de un QRS ensanchado y extraño.


Marcapasos permanentes y desfibriladores implantables

Se utilizan dispositivos implantables cada vez más sofisticados para controlar las arritmias. Ocasionalmente, un paciente se presentará al servicio de urgencias con un marcapasos que no funcione correctamente. Obtenga asesoramiento especializado urgente. La estimulación transcutánea externa proporcionará apoyo temporal mientras se resuelve el problema. Es posible que se necesite un imán especial para inactivar un desfibrilador implantable que se dispara repetidamente.


>> Algorritmo de Tratamiento de la Bradicardia. www.resus.org.uk <<

58 visualizaciones1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo