Oxigenoterapia

Actualizado: 17 mar 2021

El oxígeno es la terapia hospitalaria más comúnmente administrada.




En los últimos años, el oxígeno de alto flujo se utilizó ampliamente en el tratamiento de emergencias médicas y quirúrgicas, y en la reanimación inicial. Ahora hay un movimiento hacia un tratamiento más seguro con oxigenoterapia controlada.


Problemas comunes


• Falta de prescripción de oxígeno.

• Falla en verificar gasometría arterial en pacientes que requieren oxigenoterapia.

• Falla en monitorear o revisar pacientes en terapia de oxígeno.

• Administración involuntaria de otro gas que no sea oxígeno.

• Desconexión accidental del suministro de oxígeno.

• Agotamiento de un tanque de oxígeno durante la transferencia del paciente.


Cilindros de oxígeno


Cuando administre oxígeno en el servicio de urgencias, use siempre oxígeno canalizado desde la salida de la pared. Solo use un cilindro de oxígeno cuando transporte al paciente al departamento de radiología o sala.


El oxígeno es altamente inflamable. No saque un cilindro de su jaula de soporte y nunca lo deje caer.


En el Reino Unido, los cilindros de oxígeno están codificados por color blanco. El cilindro pequeño más común es B (o M-6), que contiene 170L de oxígeno. El cilindro grande más común es E (o M-24), con capacidad para 680L.



Antes de que un paciente abandone el servicio de urgencias, compruebe siempre que el cilindro esté lleno. Si el paciente está siendo trasladado a otro hospital, verifique que haya suficiente oxígeno para el viaje. 
La formula es:
Volumen del cilindro en L / velocidad de flujo = minutos que durará el cilindro


Requerimientos de oxigeno


El objetivo de la oxigenoterapia es optimizar el suministro de oxígeno a los tejidos.


Use la oximetría de pulso para guiar si el paciente requiere oxígeno suplementario.


  • En pacientes previamente sanos, apunte a SpO 2 94–98%

  • pero en pacientes con EPOC conocida o insuficiencia respiratoria tipo II, apunte a SpO 2 88–92%.


Siempre realice una gasometría arterial en pacientes con enfermedad pulmonar crónica, para evaluar su tratamiento óptimo con oxígeno. Repita el ABG a los 30 minutos después de cambiar la concentración de oxígeno inspirado.


Al evaluar a un paciente en estado crítico, es apropiado administrar oxígeno de alto flujo y valorar la concentración de oxígeno inspirado (FiO 2) de acuerdo con los resultados de ABG.


Suministro de oxígeno


• Use una máscara de depósito de oxígeno de alta concentración (sin reinhalación)

máscara) en pacientes hipóxicos sin enfermedad pulmonar crónica.

• Use una máscara facial simple para pacientes con hipoxia leve, sin enfermedad pulmonar crónica.

• Use una máscara Venturi al 28% para pacientes con EPOC o insuficiencia respiratoria tipo II conocida.

• Use una máscara de traqueotomía para pacientes con traqueotomía.


Prescripción de oxígeno


La prescripción de oxígeno debe incluir el objetivo de SpO 2, el tipo de máscara de oxígeno y la tasa de flujo de oxígeno. En una emergencia, es apropiado administrar oxígeno antes de prescribir, pero no olvide prescribir el oxígeno después de la reanimación. Ver www.brit-thoracic.org.uk